Turismo-Hoteles.org

turismo, hoteles, alojamientos, casas rurales, apartamentos

¡Ay mi señor!, que de tanta desventura con vuestra merced compartida, me ataca a la mía vista vuestra misma locura, pues no veo al lejano horizonte altos y grandes molinos, con incluida armadura.

Por desgracia mi apreciado Sancho, no es ilusión ninguna, hemos dejado entrar en tan bello paraje la maldición de la estafa eólica.

Me dice vuestra merced que la mirada hemos cerrado a tan colosal devastación.

Así es mi fiel escudero, ¿no oyes el plañido de los tristes montes y los sitiados pinares?, ¿Qué hasta los tomillos tiemblan con lágrimas y pesares?

¿y como es a tal? ¿que levantado las armas capaz no hemos sido, a la par que contra la vida misma luchar contra estos molinos?

Sancho amigo, estos colosos, adornados vienen en promesas de riquezas y alternativas naturales, mas luego veras que sopla suave brisa y muchos parados están, pues cobrada la empresa la subvención cedida, ya no hay reales para su arreglo y así se han de quedar…

¡ay! caballero de la triste figura que esto buen sonido no tiene.

¡sonido ninguno queda cuando pasa este Atila!, que así pasado unos días, no sólo mancillaran el lomo lozano de nuestra sierra que se extiende como negra peste hacia Galicia y Asturias y lindando con Castilla y leon hacia las sierras de Madid y Extremadura que también se amenaza Monte de Andalucia y la Comunidad Valenciana, cataluña y a todos los altos puntales y codilleras de nuestra España querida.

¡válgame mi caballero andante! Que no quedara limpio horizonte, que todo queda destrozado y partido, aplastado, revuelto y movido, que hasta las aves rapaces caerán del cielo invadido, habremos pues que ajusticiar tan tamaña afrenta y con vuestro diestro brazo enderezar tan entuerta enmienda.
¡ay Sancho!, nadie escucha ya a los caballeros que alientan a causas perdidas, pues por loco lo toman.

Ata bien las alforjas a tu jamelgo y pon a buen recaudo ese queso blanco y el pan hornado, que a la sombra de cada molino el hambre y la mentira acecha, que dudo si romper esta lanza a favor de esta locura o empujar si poder puedo uno de estos gigantes al suelo, aunque la vida pierda en ello.

No related posts.

No Comments :(