Turismo-Hoteles.org

turismo, hoteles, alojamientos, casas rurales, apartamentos

Picasso Museum by Britt East.

Con la inauguración del Museo Picasso en 2003, Málaga se unió a las filas de un grupo selecto de ciudades con una oferta de museos de primer orden. Paralelo al reconocimiento internacional que recibe este museo, un giro cultural sin precedentes ocurrido en Málaga que se extendía incluso a ámbitos ajenos a la cultura. Uno podría decir que, consciente de que los ojos del mundo estaban sobre él, se sacudieron la ciudad de su letargo y dedicó todos sus recursos para asegurar que el papel de liderazgo indiscutible del Museo Picasso no es un fenómeno aislado sino más bien el punto focal de una amplia oferta capaz de satisfacer las mil y una demanda, y eso es lo que ha ocurrido.

Antecedentes:
La idea de crear un museo en Málaga para albergar parte de las obras de su más internacionalmente famoso artista surgió por primera vez hace varias décadas, mientras que Picasso seguía vivo.
Hubo una reunión entre su secretario privado, Jaime Sabartés, y una serie de intelectuales en Málaga para llamarlo así a este museo. Las condiciones no eran las adecuadas para que el legado de Picasso viniera a Málaga y sus habitantes tuvieron que esperar hasta 1992. Es una fecha monumental en Andalucía, por su primer encuentro con la obra del gran artista, en el “Picasso Clásico” exposición.

La interminable línea que comienza en la puerta del Palacio Episcopal, que ha sido adaptado por expertos como un área de exposición para la ocasión, hizo claro que la obra de Picasso no puede permanecer mucho más tiempo fuera de la ciudad de su nacimiento y esto fue ampliamente confirmado dos años más tarde por una segunda exposición Picasso: el “Look” de pantalla (1994-1995), procedentes de la colección privada del pintor de la nuera, Christine Picasso. Después de anteriores contactos con el Gobierno de Andalucía, decidió, en vista de la respuesta pública a la exposición, que había llegado el momento de Picasso para pagar su deuda a Málaga y para la ciudad a hacer lo mismo con respecto a este gran artista.

Espacio de exposición: Palacio de Buenavista
Se había decidido un lugar para el futuro museo, y después de la evaluación de los edificios históricos de la vivienda disponibles para su colección Christine Picasso sin vacilar le dio la respuesta: el Palacio de los Condes de Buenavista, un imponente edificio renacentista del siglo XVI en el corazón del casco histórico que había sido el sitio de la Audiencia Provincial Museo de Bellas Artes.

La rehabilitación del Palacio de Buenavista ha sido, en palabras de los expertos en la materia, modélica, y sus artífices no han tardado en recibir un reconocimiento internacional por este trabajo. Pero no hace falta ser un experto en arquitectura museística para percatarse de la excelencia de la remodelación efectuada en el interior del edificio, al que se le han anexionado algunas construcciones contiguas para ganar espacio.

La colección:
Las más de 200 obras de las exposiciones privadas de Christine Picasso y su hijo Bernard que conforman la colección permanente del museo permiten un examen detallado de cada fase de la gran producción de Picasso, sorprendentes pinturas en las que el gran maestro del siglo XX parece resumir en pocas líneas de su decisiva experiencia de la vida y todos sus prodigiosos conocimientos de las artes plásticas como un legado a las generaciones venideras.

La colección se compone de pinturas, dibujos, esculturas, cerámicas y grabados, pero ya que es la mayoría de las pinturas que atraen la atención del público en general una serie merecen una mención especial, ya sea porque se han reproducido incontables veces en libros y revistas o porque emanan magnetismo tal que es imposible no sentir su influencia!

Related posts:

  1. Granada una experiencia inolvidable
  2. La Alhambra: Una inolvidable visita turística

No Comments :(