Turismo-Hoteles.org

turismo, hoteles, alojamientos, casas rurales, apartamentos

¡Ay mi señor!, que de tanta desventura con vuestra merced compartida, me ataca a la mía vista vuestra misma locura, pues no veo al lejano horizonte altos y grandes molinos, con incluida armadura.

Por desgracia mi apreciado Sancho, no es ilusión ninguna, hemos dejado entrar en tan bello paraje la maldición de la estafa eólica.

Me dice vuestra merced que la mirada hemos cerrado a tan colosal devastación. Read the rest of this entry »