Turismo-Hoteles.org

turismo, hoteles, alojamientos, casas rurales, apartamentos

El helado nació, en China como otras muchas cosas, donde el Rey Tang de Shang, tenía un método para crear mezclas de nieve de las montañas con miel y frutas, de China pasó a la India, a las culturas persas y después a Grecia y Roma. Pero es precisamente en la Italia de la Baja Edad Media cuando el helado toma carácter de naturaleza en Europa; Marco Polo en el siglo XIII, al regresar de sus viajes de Oriente, trajo varias recetas de postres helados usados en Asia durante cientos de años, los cuales se implantaron con cierta popularidad en las cortes italianas.

Los helados en general, son alimentos que se pueden integrar con facilidad en la dieta habitual de personas de cualquier edad, pues nos aportan cantidades significativas de los diversos grupos de nutrientes, por lo tanto, podemos decir que alimentan y pueden tener un papel relevante en la dieta. No los debemos considerar como “golosinas”, o como productos complementarios en la dieta global, sino que son alimentos que enriquecen la dieta.

Cuando consumimos un helado, se combinan diversas sensaciones que lo convierten en un alimento único, donde se unen la percepción del gusto, del frío en la lengua y en la cavidad bucal, de sus diferentes aromas y de la textura o consistencia cremosa. Los helados no deberían ser asociados de forma mayoritaria a un público infantil o juvenil. La oferta actualmente es lo suficientemente amplia como para poder dar respuesta a cualquier demanda y exigencia. Así pues hace unas décadas disponíamos de sabores más clásicos como el chocolate, fresa, vainilla, turrón y hoy en día en el mercado podemos encontrar sabores muy diferentes.
 
Los helados son preparaciones alimenticias que han sido llevadas al estado sólido, semisólido o pastoso, por una congelación simultánea o posterior a la mezcla de las materias primas utilizadas y que han de mantener el grado de plasticidad y congelación suficiente, hasta el momento de su venta al consumidor.

Clasificación de los helados (RD 618/1998 17 abril)

1.- Helados de base láctea

• Helado crema: contiene en masa como mínimo un 8 % de materia grasa exclusivamente de origen lácteo y como mínimo un 2,5 % de proteínas exclusivamente de origen lácteo.
• Helado de leche: es aquel que contiene en masa como mínimo un 2,5 % de materia grasa exclusivamente de origen lácteo y como mínimo un 6 % de
extracto seco magro lácteo.
• Helado de leche desnatada: es aquel que contiene en masa como máximo un 0,30 % de materia grasa exclusivamente de origen lácteo y como mínimo un 6 % de extracto seco magro lácteo.
Helado: es aquel que contiene en masa como mínimo un 5 % de materia grasa alimenticia y en el que las proteínas serán exclusivamente de origen lácteo.

2.- Sorbetes

• Helado de agua: es un producto que contiene en masa como mínimo un 12 % de extracto seco total.
• Sorbete: es un producto que, contiene en masa como mínimo un 15 % de frutas y como mínimo un 20 % de extracto seco total.

Los helados que tienen como ingrediente base la leche (helados de crema, helados de leche..) presentan un valor nutritivo significativo, siendo una excelente fuente de calcio, y de proteínas de alto valor biológico lo que les convierte en un alimento muy adecuado para niños, jovenes y personas de cualquier edad sean mayores o ancianos.
 
Los sorbetes y helados de agua, tienen un valor calórico mas bajo que el resto de los helados y además la escasa cantidad de grasa que presentan, los hacen adecuados para las personas que tengan problemas relacionados con los lípidos (hipercolesterolemia). En función de la naturaleza y cantidad de fruta que éstos contengan, pueden aportar dosis variables de vitaminas y minerales.
 
Composición nutricional de los distintos tipos de helados
 
Cabe también destacar en los helados de base láctea el aporte de Vitamina B2. Esta cantidad puede llegar a cubrir aproximadamente entre un 7-13% de las recomendaciones diarias en niños.
 
En el mercado existe actualmente una gran oferta de helados, muestra de ello son los helados “Aptos para Diabéticos”, donde se sustituye la glucosa y la sacarosa por fructosa o por otros tipos de edulcorante como la sucrulosa.

Otros helados son los “Helados bajo en calorías y grasa” o helados “Light” donde se reduce el azúcar y las grasas en su elaboración, es un producto que puede ofrecerse para personas que desean consumir helado y evitar ingerir muchas calorías con ello. De todas formas la reducción de calorías por porción no es tan significativa.

Related posts:

  1. Madrid – España: Gastronomía y el buen Vino
  2. Diversión en Benalmádena para niños
  3. Rio de Janeiro – Consejos para el viaje
  4. Consejos de viaje para ir a Nassau
  5. Consejos de viaje para ir a España

No Comments :(